Yoga cuarto

Prostitutas a domicilio malaga prostitutas torremolinos

prostitutas a domicilio malaga prostitutas torremolinos

Las dos mujeres, una española y la otra nigeriana, se encontraban ejerciendo la prostitución en una calle del polígono cuando se les acercó una furgoneta en la que iban dos hombres. Imagen de archivo de prostitutas en el polígono Guadalhorce. Sin embargo, una vez dentro del vehículo, las inmovilizaron y las retuvieron en contra de su voluntad. prostitutas a domicilio malaga prostitutas torremolinos

Prostitutas a domicilio malaga prostitutas torremolinos - Male Youth

Las dos buscaron a alguien a quien pedir ayuda y se presentaron en el cuartel de Villanueva para denunciar lo que les había pasado. Según las fuentes consultadas, se trata de un ciudadano extranjero, procedente, al parecer, de un país de Europa del Este. Por competencia geográfica, la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil de Antequera se hizo cargo de la investigación. Condujeron durante un rato hasta un lugar apartado, en las afueras de Villanueva del Trabuco, para cometer las agresiones sexuales con mayor impunidad, obligándolas a realizar prácticas sexuales sin su consentimiento. Tras un año de arduo trabajo, los investigadores han conseguido localizar a uno de los presuntos autores de los secuestros y las violaciones de las dos mujeres, que ha sido detenido en la provincia de Granada. La investigación comenzó hace ahora justo un año.

Videos

Las víctimas denunciaron que dos hombres las secuestraron en una furgoneta, las agredieron sexualmente y las dejaron en un descampado en Villanueva del Trabuco. Tras un año de investigación, la Guardia Civil ha arrestado a un sospechoso y busca a su cómplice. La Guardia Civil recibió dos denuncias prácticamente consecutivas de dos mujeres que ejercían la prostitución en el polígono Guadalhorce de Málaga y que, tras ser violadas, habían sido abandonadas en un descampado de la localidad de Villanueva del Trabuco, en la comarca de Antequera,. Los dos casos respondían al mismo modus operandi. Los agentes lograron trazar un retrato robot de los autores a partir del testimonio de las víctimas y lo difundieron entre todas las unidades de servicio alertando de la peligrosidad de los individuos, que se desplazaban en una furgoneta que habían usado para raptarlas. A las dos las subieron a bordo con la excusa de demandar sus servicios. Los agentes siguen buscando a su cómplice, que por el momento no ha sido arrestado. Ninguna de las dos sabían dónde estaban cuando las liberaron.

Dejar respuestas

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Se seleccionan los campos requeridos *